Reseña: Planning For Burial/Below The House

"Planning For Burial propone el punto de partida, pero la situación es inminentemente caótica y sugiere de antemano un desenfreno y una pérdida mediante se avanza. El sendero se va haciendo difuso a cada paso, y la desorientación es una característica subyacente a todo el álbum"

 

*por Miguel Castro

Planning For Burial es el proyecto de Thom Wasluck, quien explora los recovecos más fríos, sombríos y solitarios de la vida suburbana estadounidense a través de su tercer y más reciente trabajo de larga duración, “Below The House”.

Esta exploración no pretende llevar a la espectadora o el espectador fuera del plano terrestre material e inmediato; más bien lo guía entre caminos y encrucijadas en el paisaje que va de un día helado y gris a las profundidades de un bosque olvidado o a las miserias de los callejones de un viejo pueblo. No por ello no se trata este de un trabajo modesto; esto se evidencia en el fuerte lazo que teje Wasluck entre los sonidos que enriquecen este álbum, los cuales podrían ubicarse dentro del Doomgaze, el Post-rock, el Black Metal y el Alt. Rock, formando una alquimia de elementos aparentemente adversos entre sí, pero cuya intersección produce un estilo bautizado como Gloom, estilo que Wasluck se ha encargado de sembrar y cosechar. Sus frutos tienen un carácter inequívoco de introspección.

http://www.cvltnation.com/heavy-hour-777/

 

Planning For Burial propone el punto de partida, pero la situación es inminentemente caótica y sugiere de antemano un desenfreno y una pérdida mediante se avanza. El sendero se va haciendo difuso a cada paso, y la desorientación es una característica subyacente a todo el álbum, precisamente porque el guía se introduce en una introspección latente y desorbitada que por momentos aviva las llamas de las emociones más desgarradoras y aplastantes del ser humano, pero este ser no es aquel que enfrenta la vida de forma apacible y letárgica, sino que es un ser colapsado.

Below The House” transforma al espectador o la espectadora en explorador(a), explorador(a) de sus más remotos rincones yuxtapuestos con los paisajes más ampliamente oscuros, pero esta maximización no socava en ningún momento los fragmentos más detallados e íntimos. Aquí la intimidad es sombría y se hace borrosa cuando despega el vuelo con un gruñido sobrecargado por guitarras densas que conllevan una atmósfera invernal en “Somewhere in the evening”, el tema que vio la luz en segundo lugar como un adelanto del trabajo. Este invierno se conjuga con una voz algo agravada que se trastoca por pequeños y ligeros tintes de una voz desgarrada en el fondo, que se había presenciado muy poco en los anteriores trabajos de Planning for Burial (quizás en alguno de sus demos). La tormenta parece apaciguarse cuando Wasluck nos lleva junto a la chimenea de una vieja cabaña oculta en un bosque sin lugar en el mapa, con unas cuantas notas interpretadas por un piano sombrío, que revelan unos pequeños detalles de privacidad y refugio respecto del mundo, pero la luz dura poco. El punto de partida, “Whiskey and Wine”, está atiborrado de sonidos asfixiantes de guitarra que rugen, pautando una voz que rasga el contenido de esta pieza, convirtiéndola en un repertorio de referencias a la desesperación.

Tomado de: http://antigravitybunny.com/?artists=planning-for-burial-2

“Warmth of You” es la cuarta pista, la cual parte el álbum en tres, siendo esta el inicio de la segunda, y la relación más clara de Planning For Burial, con los elementos característicos del New Wave, cuyo tiempo se diferencia del tiempo denso y pausado que se puede apreciar en los temas característicos de la banda. Uno de los rasgos más particulares en esta pista es la voz, que asimila la angustia de un amante perdido en la desesperanza. Las sucesoras de esta pieza, son “Past Lives” y “(Something)”, dos elementos estructurados por atmósferas quebradizas y drones pantanosos y acosadores arraigados en ruidos repetitivos e infranqueablemente reflexivos. La segunda de ellas es una referencia evidente a The Microphones” y Mount Eerie”, los dos proyectos más influyentes de Phil Elverum.

No hay estructura que se compare a la pérdida, ni hay fórmula alguna que consiga mapear el duelo, el agobio de la no pertenencia a un no-lugar, al abandono; sin embargo, Wasluck forja un intento por reflejar esta amalgama de pasiones destructoras en “Dull Knife”, quizás la pieza más sobresaliente de “Below The House”.  Está compuesta por dos fragmentos que se apresuran sobre el camino con su autor narrando el despojo: “This is the place I live, but it’s not my home”, y culminan en un coro compuesto por la voz de Thom y voces de artistas invitados como Dan Barrett (Have A Nice Life, Giles Corey y Black Wing) y Kristina Esfandiari (King Woman, Miserable): “calling me back home”, develando los duros momentos que atravesó Wasluck durante la realización de este trabajo, cuando para escribirlo, volvió a su tierra natal Wilkes Barre, Pennsylvania, lugar donde no encontró el que en principio había sido su hogar.

 

 

“Dull Knife Pt. I” empieza con una guitarra ahogada en algún lugar del paisaje, interrumpida por un riff estridente y envolvente que resulta profundamente enganchador. Wasluck va cambiando progresivamente de ideas conforme avanza el tema, y es característico de todo el álbum el hecho de que los temas lleguen a un desenlace con una atmósfera más ligera e íntima, y esto sucede aquí con más fuerza porque este carácter de atmósfera se extiende a “Dull Knife Pt. II”, el segundo fragmento de la pieza.

Aquí nos lleva el camino a un espacio donde parece que las longitudes, las latitudes y los grados se han deformado. Es difícil no volver a escuchar el álbum tan pronto acaba; la desorientación parece cobrar vida y convertirse en un ente material que acecha nuestros pasos, nuestra añoranza de regresar al camino que Wasluck ha trazado borrosamente. Esto es “Below The House”, el último tramo, la última bandera en pie, un tema muy al estilo de Nine Inch Nails, y bandas relacionadas a la oleada del Alternative Rock.

Recuerdo la primera vez que escuché Planning For Burial; lo hacía con dos de sus demos. “Late twenties Blues”, una muestra con una versión en demo de “Where you rest your head at night”, canción que se publicó posteriormente en uno de sus trabajos de larga duración: “Desideratum”;  recuerdo que aquel demo llevaba en la portada una imagen del video oficial de “Alison” de Slowdive, algo que me llevó a profundizar mi exploración por el doomgaze y los estilos cercanos. El otro demo que solía escuchar era “Heaven or Atlantic City, una referencia a “Heaven or Las Vegas”, de Cocteau Twins. Me veo a mí mismo hurgando entre las letras de uno de sus viejos temas… “I hadn’t seen you all summer long, so I spent my nights walking in town alone”.

Luego tuve la oportunidad de toparme con sus LP’s y con la sorpresa de que el proyecto no era obra de un grupo de personas, sino de una sola persona. Y hay algo que toca diametralmente los puntos de la constelación que ha formado la música de Planning For Burial: un esfuerzo por reflejar el desamor, la miseria del alma, la magnitud de la pérdida y el abandono de alguien y por alguien; pero sobre todo está el esfuerzo por reflejar el misterio, lo oculto, el reconocimiento de que una vida vivida ante la luz pública, se vuelve tan brillante, que es superflua, que ha perdido su oscuridad; y para que la vida sea profunda debe mantener en muchos sentidos su misterio, su escondite oculto. Quien escucha Planning probablemente sentirá este súbito hundimiento en el abismo y la cueva de su propio pecho, que Wasluck trata de exteriorizar con su música. “Below The House” es sin duda un punto álgido en el proceso de aquel esfuerzo, pues aquí el misterio y el elemento oculto se hacen amplios y se han ahondado lo suficiente para que la espectadora o el espectador, se encuentren con la capacidad de comenzar una expedición por entre las calles de sus propias miserias.

 

Arte de Planning for Burial

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

No hay comentarios

Agregar comentario