Entrevista con MURO

Cordillera estuvo en Rat Trap conversando con MURO sobre la realización de su primer EP (Ataque Hardcore Punk) y su edición en Byllepest Distro, un sello de Noruega.

Mientras usted pinta las paredes, aprovecho que estamos aquí en Rat Trap para que conversemos sobre MURO… Lo que me llama la atención a mí, es el hecho que MURO al fin y al cabo, es una banda casi que in situ, que nace en un espacio creativo que está directamente vinculado al trabajo de la gráfica y desde el punk y la relación estrecha que hay entre esa estética gráfica y la música. Cuéntenos un poco acerca de ese nacimiento de MURO.

Foto por Carlota Vesga

Rafa: MURO viene siendo, primero, de una forma más naturalizada, el resultado de una serie de ideas y proyectos que tuvimos con Carlos de hacer una banda, básicamente, que nos gustara. Estuvo Lava, que era una banda que nos gustó un montón, que era interesante y sentíamos que podía ser algo importante, pero las cosas de un momento a otro se acabaron y quedamos realmente con ganas de más; teníamos aparte una idea más clara de lo que buscábamos, un sonido más natural, más crudo, de alguna manera “más punk”, aunque eso no defina al punk. Entre muchas cosas, algo bueno de Lava fue que con Carlos empezamos a encontrar lo que de verdad queríamos hacer, que era precisamente un poco encontrar unos referentes que entre lo clásico y lo actual nos dieran una idea más desarrollada y mejor pensada de lo que queríamos hacer, un poco viendo también lo que FINAL estaba haciendo, -FINAL es una banda de punk de Bogotá que lleva unos dos años- viendo como que Juan David estaba haciendo algo que para muchas personas podría sonar muy sencillo, para algunos “aguapanelo”, no sé, de pronto muy crudo o muy primitivo pero que para nosotros tenía un total valor en ese momento sobre todo cuando estábamos atravesando un momento lleno de tendencias.

Es bien interesante que mencione el término “aguapanelo” porque al final, en FINAL y en MURO sí hay como un regreso a esas raíces mucho más básicas, una simplificación de la estructura en las canciones, en el sonido crudo de las guitarras, en las baterías que puede sonar más “latoneras” pero que de todas formas son bandas que refrescan mucho el sonido del punk acá en Bogotá que es  nuestro contexto más inmediato pero me atrevería a decir también que en Colombia y casi que en general en América… Precisamente por el tema de la tendencia, cómo se han desvirtuado esas raíces por el camino de la tendencia, y por este sonido que resulta tan peculiar hoy por hoy.

Rafa: Sí, igual la palabra “aguapanelo” es una forma despectiva para referirse al punk más básico; a nivel uno. Que hacen de pronto referencias hasta a Eskorbuto, pero pues  Eskorbuto es una banda que tiene demasiados niveles de apreciación.

Entonces ya yéndonos a la respuesta más inmediata, era también un poco tratar de hacer algo con lo que nos sintiéramos más cómodos… viendo lo que estaba haciendo Juan David con FINAL, lo que estaba haciendo SECTA, viendo que de alguna forma, más allá de hablar las cosas, se estaban haciendo; se fueron a girar, Carlos también fue con ellos. Entonces Carlos también entendió un poco la posibilidad que tenía con sus bandas de poder girar, de poder hacer unas amistades y unas alianzas importantes, ya con toda esta motivación por todas partes, decidimos hacer la banda. La verdad no teníamos muchas intenciones ni pretensiones, solo la de tener una banda que nos gustara y en esas cosas de conversaciones de trabajo terminó Darcy (Opaal, Espinoza y CARA) entrando porque trabajábamos los tres en el mismo lugar, pero yo en ese tiempo trabajaba con Ximena (FINAL y Tumbas) entonces igual compartíamos taller y ya después pensamos en Juan David, porque veíamos que él tenía demasiado claro lo que queríamos: las guitarras muy simples, muy crudas, unas cosas muy contundentes… Entonces terminó entrando Juan David y después Zuripanto, que es un chico que también se parchaba por ahí, terminó trabajando aquí en Rat Trap y él entró a tocar el bajo. Los primeros ensayos eran unas ideas claras sobre algunas canciones que teníamos… Después probando muchas variables (al principio Darcy tocaba bajo, pero terminó cantando), y después  de hacer algunos temas, replantearlos y reescribirlos hacia finales de año del 2016, le metimos mucho la ficha a la banda aprovechando un poco que había poco trabajo y mucho tiempo libre, entonces casi todas las noches ensayábamos y teníamos una idea ya hecha y cuando volvíamos, Darcy y Carlos tenían un arreglo más y así fue como terminó haciéndose este último EP: Ataque Hardcore Punk. Los decidimos grabar en Epia; hicimos unas grabaciones con Juan Mattos (Espinoza y Feral) y ya con mejores ideas con Epia, con Santiago González (baterista de Primer Régimen y Dead Hero).

Apropósito del EP, chévere que hablemos de cómo llega a Noruega y de hecho, de cómo llega ese material a ser prensado en un país nórdico ¿Cómo llega ese material allá? ¿Cómo se toma la decisión de ser prensado allá? Y obviamente por añadidura viene ya la rotación del material.

Rafa: Pues eso se dio por Byllepest Distro, que es una persona, Daniel, quien tiene un sello en Noruega y se había conocido antes con Carlos. Carlos le había comentado que tenía una banda y se la pasó a él; le pasó lo que teníamos grabado en el soundcloud y le gustó mucho entonces dijo que quería sacarnos una edición y después le mostró Primer Régimen, y le gustó tanto que quiso también sacar una edición.

De pronto es más relevante, más allá de eso, es como una prueba de que las bandas y los sonidos pueden trascender más allá de los países latinoamericanos, de Estados Unidos –que obviamente es un país en donde hay mucha acogida de punk- pero creo que desde acá, la mirada hacia los países nórdicos en términos de punk, ha sido muy nostálgica y muy ajena

Rafa: Hay una cosa chévere que me parece y es que a nosotros igual nos han preguntado en otros países de dónde viene el sonido nuestro, porque lo que realmente como la gente lo entiende es una banda que revitaliza un poco el Hardcore Punk y que de alguna forma no se entiende bien de donde viene porque hay cosas que la gente identifica de KAAOS, finlandesas, japonesas, y también cosas muy latinas. Hemos pensado un poco qué bandas nos han influenciado y pues hemos pensado un poco como en KAAOS, en Human Gas, y en Fértil Miseria.  Aunque creo que son muchas más, son estos tres referentes los que tenemos muy en cuenta sobre todo porque son bandas que nos gustan mucho y son bandas que son muy atemporales.

Sí, total. Sobre todo KAAOS; es una banda que usted va a Finlandia y en Finlandia KAAOS es nostalgia pura, pero yo sí siento que el sonido de MURO tiene una reminiscencia muy clara de esos sonidos, sobre todo en esa crudeza de la que hablábamos al principio en las voces… termina siendo muy desgarrador y muy catártico al final…

Rafa: Hay otra cosa que en realidad nos interesaba mucho y es que el sonido estuviera relacionado directamente con algo, que si se escucha en 10 o 20 años, fuera igual de vigente… como los mismos referentes que les dije, una cosa que es atemporal.

Sí, que no esté asociado o inscrito directamente como en un vástago de un género del punk, sino inscrito dentro de una matriz mucho más…

Rafa: sí, ahorita me parece importante también de pronto, aunque no sea una cosa tan directa, hay una relación con el sonido de Ceache y pues Darcy cantaba en Ceache y sí se siente un poco; tampoco queríamos que fuera tan directo porque realmente no nos interesaba que nos identificaran por eso, pero sí siento que por ejemplo, Ceache sí sacó material y eso también es algo que nos parece valioso mantenerlo.

Y usted, Darcy, ¿extrañaba cantar punk de esa manera teniendo en cuenta Opaal, que no tiene voz, y Espinoza, que es una voz con otra apuesta por otro lado? ¿Extrañaba volver a esa raíz punk de Ceache?

Darcy: No, no extrañaba… siento que no ha pasado mucho tiempo desde que no estoy en una banda de vocalista y lo había hecho de alguna forma en ensayos; siento que cuando volví a tocar con MURO, lo bueno fue que creo que ha sido en un tiempo más maduro de la música que llevo; lo han facilitado muchas herramientas y ha  hecho que sea muy consciente de muchas cosas que antes no tenía en cuenta.

Y la construcción de las letras es suya, o es en colectivo con el resto de la banda?

Darcy: Sí, la banda está abierta a que todos hagamos material de todo tipo, o sea la construcción de las canciones, de cómo proponen las canciones puede ser empezando desde cualquier orientación, puede ser empezando de las baterías y el bajo, e incluso la voz -Carlos compone mucho canciones guiándose con la voz- y hacemos como el ejercicio de hacer muchas letras, sobre todo yo, para ver cuales se pueden vincular más fácil a las canciones; aunque Carlos compone más desde la letra y luego hace la canción y hace una canción que funcione para la letra, entonces es un proceso diferente, pero él empieza muchas de las canciones y yo lo que hago es hacer que solamente sean más cómodas para cantar y también más cómodas en el sentido general, las letras con respecto a los temas y con todo que todos nos sintamos cómodos con lo que estamos haciendo.

Rafa: Hay algo chévere que a mí me parece que ha pasado con esta banda, y que siempre había querido hacer pero que nunca se había podido dar y era que nos sentáramos por ejemplo una noche a escuchar música, a hablar, y por ejemplo a entender la música que estamos escuchando y eso me parece que siempre que hacemos eso sale alguna canción nueva y eso me parece un ejercicio importante porque además a nosotros nos interesa mucho es la música,  hacer música que sintamos que vale la pena.

En serio esos procesos son importantísimos porque al final, solo se volvería un trabajo más: llegar, ensayar, y si uno no se nutre de las referencias, vengan de donde vengan –no necesariamente tienen que ser musicales-, el proyecto se estanca, creo que se relaciona con ese estancamiento que hubo en Bogotá hace unos años, y creo que era porque no había ánimos de  nutrirse de nuevos referentes, no porque estuvieran, ni porque fueran parte de una tendencia, o de una coyuntura específica porque los referentes también pueden ser como Kaaos; pero ese ejercicio es importante. Yo creo que eso da cuenta más puntualmente  de la evolución de los sonidos, y de lo maduros que suenan bandas como MURO y como FINAL.

Tal vez lo que quisiéramos que Carlos nos ampliara más, es sobre cómo llega el material de MURO a Noruega. De pronto desde acá, desde Colombia, son países que se ven muy distantes y muy nostálgicos a nivel de punk, y que las miradas están un poco más dirigidas hacia Estados Unidos o hacia Canadá, e incluso hacia Latinoamérica, tal vez Brasil; pero es muy interesante que ese material haya llegado allá y que  haya como esas pretensiones de no solo el material virtual, digital, en físico, sino que lleven la música ustedes.

Carlos: Ha habido como algo fortuito y como algo de suerte en la mayoría de ediciones que hemos hecho como en Rat Trap, y es como que  hemos conocido personas casi por accidente que han hecho que estas cosas puedan ser viables. Cuando nosotros participamos organizando la gira de Ruleta Rusa, nos contactamos con Josh, el baterista y él vio a Secta y nos propuso co-editar el disco y con él hemos sacado un montón de cosas y las bandas de acá han sacado un montón de cosas, pero lo que pasó fue que en la gira de Kami Ada en la que participé yo como integrante de Fuerza Punk, conocimos a una gente de Alemania y con ellos iba a venir desde Noruega un man con el que me empecé a hablar porque me escribieron que estaba en el aeropuerto y que tenía un problema con el pasaporte y finalmente, él ya estando acá en Colombia, se le había perdido el pasaporte, nunca lo reportó y aparecía como robado, entonces lo devolvieron a Noruega y nunca pudo venir. Alguna vez hablamos porque yo intenté ayudarlo, pero él estaba bastante triste y hablando me pasó una banda que tiene él que se llama Negativ y me gustó mucho y le propuse que podíamos organizar una gira acá. Cuando grabamos las canciones, como me gustaba harto la banda de él se las pasé y le gustaron mucho y me dijo que él tenía un sello y se animaba a sacarlas si se las dejábamos usar. Entonces hemos estado cuadrando con él  de todo y luego se dio la oportunidad para FINAL, Secta y Dead Hero de haber viajado los años pasados  a Canadá y a Estados Unidos y pues está como pendiente una nueva misión, que era organizar una gira en Europa porque es bastante distante y costoso llegar allá, pero digamos que ya ha pasado por esta casa un montón de gente a la que le hemos organizado giras, y pues tenemos como varios contactos y una red como solidaria que se está animando como a organizar las fechas; entonces basados un poco como en esa red que ya está montada, pues estamos nosotros consiguiendo las fechas con  tal amigo que se fue a vivir a esta ciudad, o con  este man que pasó por acá y que tiene contactos en Alemania, o que ya ha girado, o este man de  Suecia que ha venido y ha pasado por acá y ha visto las bandas de acá, entonces un poco como aprovechando esas puertas que nos hemos abierto organizando cosas para otras personas, pues se está pudiendo sacar el material y organizar el circuito para eso, que para cualquier banda nueva es un poco complicado… No es tan mágico

Creo que es más mágico así que de otra manera, esa red es lo que lo hace mágico y lo que hace que funcione.

Foto por Carlota Vesga

Carlos: Sí, pues lo chévere es que sin uno proponérselo, de pronto después cobra los favores o la buena actitud que ha tenido para recibir a alguien; es algo que  eventualmente en el tiempo cuando uno necesita ayuda, la gente está más dispuesta y creo que es lo que realmente  para nosotros es más interesante del punk más allá de la exploración del género, y es cómo realmente se construye una noción de economías alternativas y colaborativas sobre todo; porque eso es muy fácil hablarlo y es muy fácil decir la palabra solidaridad, pero hasta que uno no tiene una banda de cuatro personas que vienen girando desde no sé de donde durante un mes en su casa, pues uno no sabe si realmente uno es una persona que está dispuesta como a dar eso que se necesita para convivir con esas otras personas y de alguna forma recibirlos en la ciudad y hacerse cargo de ellos, porque es muy diferente uno ser una persona como en su contexto que se sostiene y es autosuficiente, a uno estar en otro lugar  en donde uno está de alguna forma como más vulnerable y con ciertas necesidades para poder seguir haciendo algo que no es rentable.

Hablábamos de la innegable relación directa entre MURO como banda y Rat Trap, siendo que MURO es una banda que casi que nace In Situ acá en este espacio.

Carlos: Pues lo que a mí me resulta interesante es como durante quince años he tocado con la gente más cercana a mí, con la que históricamente he compartido y ha sido difícil darle un poco de sinergia a hacer un proyecto que nos resulte como artísticamente enriquecedor, porque  juegan muchos otros factores de personalidad y de amistad, pues porque igual es algo muy nuevo para la mayoría de gente de la que yo me he rodeado y que ha hecho parte de esta especie de escena que está en este lugar, pues como sacar un EP y luego sacar un larga duración, porque históricamente lo que uno hacía era tener una banda y después de tocar diez años, grababa un CD de todas las canciones y luego lo sacaba en una felpa y se lo regalaba a la gente que iba a los conciertos y eso, pero no existía una noción de crear un disco y una noción de darle ciertas cualidades a cada una de las producciones que uno hace como objeto también.

Entonces lo chévere, es que nace como un proyecto de gente que está trabajando no solo en el campo de la música, sino en otros aspectos que son un proyecto de vida para las personas que están ahí. Y de las cosas que veo más interesantes, era plantearse: “yo quiero hacer esto, y que esté muy ceñido a la idea que tenía en un principio, pero que las diferentes procedencias de los demás miembros y experiencias sigan aportando”; que no sea como una banda en la que una persona tiene la idea y bajo esa idea se construye el resto, pero tampoco es empezar a tocar a ver qué es lo que sale, lo cual muchas veces también ocurre. Entonces, digamos que eso me parece a mí que me gusta destacar del proceso y era como poder hacer nueve canciones que construyeran un álbum que tuvieran una relación entre ellas, pero que no fueran como directamente la copia de una banda o de un sub-género del punk, sino hacer los discos y las bandas de punk de antes.

Hablábamos precisamente de que MURO no suena a una banda que esté marcada o afiliada a una vertiente o a una tendencia en particular del punk, sino a matriz más grande del punk como punk que lo regresa a una raíz mucho más potente.

Carlos: Sí, y más allá de ser algo que sea de estilo musical, me parece  que la gran afinidad que nosotros tenemos es del punk del 82 al 85 del mundo, o por lo menos yo lo concibo así en mi idea de la banda, y era un momento en el que estaba cambiando la noción de la vanguardia del rock que se conocía como punk, que era un nihilismo y una rebeldía muy superficial y de hacer muecas, a pasar a una acción real en la vida, que era todo este tipo de economías alternativas y de intercambio de material y de recibir bandas y de organizar giras, entonces uno ve las bandas de Italia girando por Estados Unidos, o las bandas de Finlandia girando por Estados Unidos, y al revés; entonces era ver cómo este intercambio enriquecía todos los estilos creativamente y todo lo que estaba pasando en el mundo, entonces por ejemplo algo que veíamos en Brasil, era cómo la escena de allá, siendo tan distante a Finlandia desde la gente que distribuía la música, había una intención de influenciar la escena local con todos estos sonidos. Uno puede ver afiches de bandas como Colera, o SP Caos, o como un montón de bandas con camisetas y haciendo covers y tocando este estilo y cómo escenas tan distantes podían alimentarse unas a otras, entonces tanto musicalmente, como conceptualmente nos sentimos identificados con esa idea de punk, como una cosa de construcción y de intercambio y de hacer que las cosas pasen.

 

No hay comentarios

Agregar comentario